Vea cómo la suite emergente de una marca de hotel se convirtió en una instalación de arte las 24 horas